miércoles, 6 de febrero de 2013

GALLETAS DE CHOCOLATE

¡Muy buenas de nuevo a todos!

Hoy os traigo de nuevo una receta dulce y cómo no, la culpable es mi pequeñaja de 5 años que en estos días de frío cuando llegamos a casa siempre me dice ¿mamá hacemos una manualidad? 

Y a mí que Dios no me ha enviado por el camino de los trabajos manuales puuuuuuuffff ya se me agotan los recursos: mi casa está plagada de collares y pulseras hechas con unas cuentas de colores que le compré, hemos agotado todas las manualidades posibles con los palitos depresores (síii compré una caja de cien palitos con los que los médicos miran la garganta) ya no queda ni un palito vivo, también le compré un juego para confeccionar nuestras propias hadas,  este sí que aún queda por hacer, pero después de ver tanto cachivache por medio…. mi respuesta es: hija hacemos una receta (por lo menos hacemos, nos la comemos, la disfrutamos, desaparece y santas pascuas)

Así que creo que oficialmente haré encargada de la sección de repostería de este blog a mi hija María, ya que creo que sin ella, no me daría por hacer ninguna receta dulce.

Ví  esta receta que vi en el blog Horno y Adorno me vino que ni pintada para una de esas tardes.
-          ¿Mamá hacemos una manualidad?
-          Sí cariño, hoy vamos a hacer galletas de chocolate.

Y aunque originariamente la receta se llama Double Chocolate Chip Cookies, yo las llamo galletas de chocolate y nos entendemos, mejor, ¿no?


 Es tan fácil que es ideal para compartir una tarde con todos los que tengáis retoños en edad de manualidades o para quedar muy bien en una merienda que organicéis o para daros un capricho para desayunar.
Además mientras que las horneéis la casa se os llegará de un olor… ummmmm

¡Vamos a ello!



En esta receta se toma como referencia de medida una taza. Yo utilicé una de café con leche y no la llené hasta arriba del todo, justo lo hice como si sirviera un café con leche.

INGREDIENTES

250 gr de mantequilla (NO MARGARINA)
1 taza de azúcar blanco
1 taza de azúcar moreno
2 huevos
¾  taza de cacao en polvo puro sin azúcar
3 tazas de harina
2 tazas de pepitas de chocolate
1 cucharadita de café de bicarbonato
1 pizca de sal

 Éste es el cacao y las pepitas de chocolate que yo utilicé


Derretimos la mantequilla en el microondas a media potencia.
Una vez derretida la volcamos en un bol y añadimos las tazas de los azúcares. Mezclamos.
Ahora añadimos los dos huevos. Batimos.
A continuación echamos el cacao el polvo, el bicarbonato y la sal (que potenciará el sabor del chocolate). Mezclamos bien.

Incorporamos la harina, no toda de golpe, mejor en dos tandas y mezclamos muy bien. Es momento de hacer brazos jeje.
Por último añadimos las pepitas de chocolate y mezclamos.

Tapamos el bol con papel film y lo metemos al frigo durante 20 minutos.
Tiempo suficiente para calentar el horno a 185 grados. Calor arriba y abajo.

Pasado este tiempo en una bandeja de horno con papel sulfurizado (papel de horno) ponemos unas bolas del tamaño de una albóndiga grande y aplastamos para que tome forma de galleta, no importa si no quedan perfectas. A mí me gusta más que queden irregulares, tiene aspecto de casero.


Separarlas bastante ya que en el horno crecerán, hornead entre 9 y 12 cada vez, no más.
Cada tanda de hay que dejarlas 15 minutos en el horno.
Sacadlas, dejad que enfríen y disfrutadlas. Templadas también están deliciosas.


 Errores que yo cometí.
He hecho las galletas en dos ocasiones, la primera fue hacer las galletas muy grandes sin tener demasiado en cuenta lo que iban a crecer en el horno.
Me salieron unas galletas gigantescas y con una forma rara ya que al crecer chocaron unas con otras en el horno.
Otro error fue meter dos bandejas de galletas simultáneamente a hornear. Las de la bandeja de abajo no se hicieron correctamente. Así que respetar el tiempo para cada tanda y hacedlo de una en una.



Yo éstas que véis aquí las llevé para una reunión muy especial en casa de una amiga muy especial. La comida que me pusieron  estaba deliciosas, pero eso, merece un post aparte. Ummmm. Así que estad atentos al próximo post.

¡¡Os envío un montón de besos de chocolate!!

6 comentarios:

  1. Bicarbonato? Pero eso se come? Madre mia lo que estoy aprendiendo!!! Mmmm yo esto lo hago seguro!!!! Con lo que me gusta un dulce!!!!
    Estoy deseando ver el siguiente post!!!!

    ResponderEliminar
  2. Están riquísimas sobre todo cuando encuentras una de esas pepitas de chocolate... Deliciosas. Agradecer también a María su aportación ya que sin ella esta sección de repostería nueva no seria posible, ademas de la prueba fotográfica doy fe de que en esta casa casi la única persona autorizada a "cascar" huevos es María.
    Ánimo Maribel Z.M. que esto lleva un ritmo muy rico...

    ResponderEliminar
  3. Estoy con Izzy, eso debe de estar buenisimo y lo mas importate, los peques se lo deben de pasar genial haciendolo gracias Mari.

    ResponderEliminar
  4. yo también las he probado y están delicious!!!
    Vane hazlas que te van a gustar, ya verás!!

    ResponderEliminar
  5. Pues yo no he tenido la suerte de probarlas.
    Desde aquí presento mi candidatura totaente desinteresada para ser el probador oficial de "mirando a las estrellas", así luego puedo daros una opinión objetiva de los platos. Y no digáis que para eso esta izzy que él forma parte indirecta del blog.
    Ahí lo dejo....Nedrie

    ResponderEliminar