sábado, 20 de julio de 2013

MAGDALENAS DE NUTELLA

Este curso mi pequeña María ha acabado Ed. Infantil, ya es una chica mayor que cambia de ciclo y comienza Primaria, tengo que reconocer que me gustan muy poco estos cambios, quizá porque tengo que asumir que ‘se me hacen mayores’ o porque las mamás estamos muyyy tranquilas dejando a nuestros hijos en su entorno conocido, con su profe, sus compis, las mamás de sus compis que son todas estupendas y hemos hecho muy buenas migas,  que ahora cambiar de todo: nuevos compañeros y profesores es un proceso que debemos volver a empezar más duro creo para nosotros que para ellos.
En dos días estaremos adaptados y felices, lo sé, pero dejar atrás una etapa donde hemos sido tan felices cuesta mucho.
Buena parte de esta tristeza de abandonar este ciclo es el cambio de profe, María estaba muy unida a su tutora y la quiere muchísimo. Ha sido una persona que nos ha ayudado y que se ha implicado mucho con María, y si además mi hija la adora ¡cómo no la vamos a querer nosotros! 
Así que para su último día de clase, no podíamos hacer otra cosa que hacerle un regalo y nos pareció una idea genial hacer una de nuestras ‘manualidades’ y prepararla una cestita con magdalenas de nutella y palmeritas de chocolate.

 
La receta de la magdalenas de nutella anda por todos lados, es tan tan fácil de hacer que me pareció perfecta para hacerla junto con mi pequeña repostera. Pero tengo que decir que seguí a pies juntillas la receta y no me salieron tan bien como me hubiera gustado.  Las he hecho un par de veces más y creo que ya he dado con el punto.
¡¡Vamos a ello!

lunes, 15 de julio de 2013

POLLO ESTILO ORIENTAL CON PIÑA

¡¡Muy buenas de nuevo a todos!!
Debe ser lo que tiene no estar nunca sola. Dejar a las niñas en el cole y corriendo al trabajo; y salir del trabajo para ir corriendo a buscar a las niñas, que ahora que no hay cole y que lo horarios han dejado de ser tan estrictos, todas las tardes dispongo de dos horitas por las tardes donde estoy sola, ¡sí! ¡Yo sola! Y así dispongo de un tiempo donde no tengo la obligación de hacer nada.
No penséis que hago nada raro, la mayoría de las tardes las invierto en organizar la casa (muy triste, lo sé jajaja) pero hay otros días que los dedico a mis hobbies.
Llamadme friki, no os quitaré la razón, pero ¿soy la única persona que disfruta yendo al hiper y perdiéndose en los pasillos de alimentación a ver productos? Siempre por comodidad y porque me declaro fan voy a ‘Mercadona’ pero para hacer algo especial muchas veces se me queda muy corto, así que cuando tengo oportunidad me encanta poner rumbo a algún hipermercado.
Yo me paseo por los pasillos, ¡sí por todos!  Y me empapo de todos los alimentos o productos curiosos: especias, salsas, variedades de todo tipo y voy ideando posibles recetas o acompañamientos. Y bueno…. Como ya vaya a un mercado… me vuelvo loca jajaja.
El otro día puse rumbo al hiper, quería buscar vinagre de arroz que he visto que se utiliza en muchas recetas orientales, ya tenía yo echado el ojillo a esta receta que vi un día en el blog Directo al Paladar (es otro blog que sigo, me encanta y recomiendo) y como siempre con adaptaciones mías fui recopilando ingredientes.
Nunca había utilizado pimiento amarillo ni cebolla roja pero sólo imaginarme esa explosión de color me fascinó la idea.
Así que disfruté de mi paseo y de llegar a casa, y ponerme a cocinar con toda la paz del mundo ¡¡qué felicidad!!


Ahora ha llegado el momento de ponerse manos a la obra.
¡¡Vamos a ello!!